28.4.12

Cuatro.

Uno, dos, tres.. cuatro, ya van cuatro meses desde que te convertiste en lo más importante en mi vida, aunque ya lo eras desde antes, en la razón por la que levantarme cada mañana y sonreír a cada instante. Me has enseñado lo que es amar, lo que se siente al no estar triste ni un segundo, lo que es necesitar a una persona cada día, a cada hora, minuto, segundo... porque formas parte de mi. A cada momento que estoy sin ti algo en mi interior me dice que me faltas, eres la pieza que me completa.
¿Sabes? Quiero que tenga que contar tantos días, tantos meses, tantos años... que se me queden cortos los números. Quiero tenerte para siempre, para el resto de mi vida, durante toda mi existencia, eres eso esencial.
Lo que necesito... eres tú.


0 pensamientos:

Publicar un comentario