11.9.10

Solo son cuentos.

Desde chicos, con la edad de no saber ni que existimos ya empiezan a leernos cuentos. Da igual que fueran de princesas, animales o seres fantásticos, siempre tenían un final feliz, todos acababan bien.

Entonces nos acostumbraron a eso, a creer que la vida es como un cuento, que siempre empieza con un "Erase una vez", en el nudo todo se complica y en el desenlace se solucionan los problemas y termina con un "Fueron felices y comieron perdices". Pero la vida no es así.

Empieza y tu todavía no sabes que eres, de donde vienes y donde estas, te manipulan, juegan contigo, e inmortalizan momentos que tu jamás recordaras.

Más adelante empiezas a tener vida, amigos, historias, recuerdos, felicidad, amor, problemas, obstáculos, tristeza, lágrimas de todo un poco.. son pequeños libros de aventuras que empiezan y acaban sin cesar, uno tras otro, pero nunca quedan todos cerrados, y dificilmente se cierran con final feliz, sí los hay pero no en mayoría.. Es difícil que abunden. Y no nos acostumbramos a ello. De todas formas la vida no tiene final concreto, es un texto con final abierto.