8.8.10

Simple.

Es fácil y evidente, y a su vez complejo.
Mi vida, normal, si se le puede llamar así, como la de cualquier quinceañera
.
Extraña, incomprensible, confusa, libre, inquieta, perdida, increíblemente
sorprendible.
Claramente obvio.
Pequeñas partes formadas por sueños, inalcanzables, posibles, existentes, increíbles
, irreales, materiales..
Grandes huecos ocupados por personas, reales, verdaderas, auténticas..
Demasiadas cosas que no sé, incógnitas
perfectas, que me hacen imaginar.
Y aún todavía
soy incapaz de saber si podré volver al suelo.

0 pensamientos:

Publicar un comentario